Una “pequeña” reflexión para compartir

Amigotes humanos, hoy quiero compartir un mensaje con ustedes que vi en Facebook y que siento que vale la pena difundir. Se trata de una imagen con unas pocas palabras que dicen mucho.

Esto lo descubrí tras ver que mi mamá lo había compartido en su muro con la siguiente leyenda que ella agregó: “Dedico esto a toda esa gente que abandona a sus mascotas tras la llegada de un bebé…. Un perro también es una vida, por ende, también merece atención y cariño. Si algunos no saben cómo cuidarlos, por favor, no adopten animales. Es preferible que ellos esperen un poco más por un verdadero hogar en donde se los considere parte de la familia que exponerlos a la tristeza que significa el abandono.”

A raíz de esto, me surgieron las ganas de correr hacia mi blog para plasmar estas ideas, para insistir en que si algunos humanos no están preparados para convivir con los de nuestra especie, no lo hagan. De verdad preferimos que pase un poco más de tiempo en encontrar a nuestros sinceros e incondicionales compañeros que sentir el engaño de un amor falso con fecha de vencimiento. Somos seres de mucha paciencia y entendemos que nuestra presencia suma una responsabilidad más en el hogar que NO TODOS están dispuestos a asumir. Por eso, sin desesperarnos, aguardamos la llegada de aquellas personas que nos brindarán todo de sí, de la misma manera que lo haremos nosotros con ellos.

Sé que soy un afortunado, ya que sólo tuve que esperar 45 días de vida para dar con la persona indicada a la que hoy llamo mamá. Realmente puedo decir que soy un perro muy feliz 🙂 Sin embargo, tengo muchos amigos y algunos han tenido que esperar meses, otros años, pero lo lograron y nunca tuvieron esa ansiedad humana capaz de bloquear los pensamientos y obnubilar el accionar. Desde un primer momento, supieron con el corazón que ya llegaría el momento de disfrutar de la calidez de la vida en familia. No obstante, también tengo amigos que han pasado por experiencias muy tristes y es por ellos por quienes hoy quiero hablar. Porque sé que los humanos tienen esa especie de “capricho” que los lleva muchas veces a adoptar o a comprar mascotas como si se tratara de juguetes desechables. Los llevan a una casa, juegan con ellos durante un tiempo, se ocupan de su comida y sus paseos, hasta que poco a poco van arrastrándolos al olvido. Cada vez permanecen más tiempo en soledad, los juegos pasan a ser un recuerdo y la comida disminuye en calidad. A veces esto sucede por el mero hecho de haberlos adoptado a raíz del tonto capricho de tener algo que muchos tienen, como si fuéramos cosas; otras veces, como destacaba mi mamá, la llegada de un bebé a la familia hace que los papás tengan miedo de futuros “ataques” o simplemente, se olvidan de ellos. Qué triste!!! Disculpen que me dirija a ustedes de esta manera, pero ese miedo es fruto de la ignorancia. Nosotros somos de acuerdo a cómo nos educan. Jamás seríamos malos con nuestros familiares si se nos trata con amor y respeto. Quizás algunas mascotas son más celosas, producto, claramente, de la forma en que se les ha enseñado a convivir, pero siempre, ante la duda, no hay nada mejor que consultar con un veterinario. Él siempre va a saber qué hacer. El olvido, el abandono, no se justifica JAMÁS. Además, un nuevo integrante en la familia es motivo de alegría para los de nuestra especie. Qué más lindo que tener a alguien más con quien jugar, a quien amar y que nos ame!!! 🙂

Nuestro amor no tiene límites, nuestra entrega es incondicional. No pedimos exactas proporciones de lo que damos, pero sí una buena medida, no les parece?

Por otra parte, no es obligación ni mandato ni ley tener mascotas. Por lo tanto, si usted no está dispuesto a brindar lo que necesitamos, le pedimos que se abstenga y que, cuando se tiente con tener una mascota sólo porque le parece “algo bonito”, visite a algún amigo que conviva con una, pase ese rato de antojo y regrese a su casa con la tranquilidad de que no estará haciendo infeliz la vida de nadie 🙂

Para terminar, los dejo con un video para que puedan apreciar que, no importa el tamaño, si se nos enseña a convivir en familia, todos podemos hacer de esta vida la más bella… 🙂

Guauu Guauuuu

Liam

Anuncios
Categorías: Mis Amigos, Mis Días | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: